El pasado 30 de noviembre se celebró el Día Mundial de la Ciberseguridad, efeméride en la que los expertos insisten en la necesidad de cambiar con regularidad las contraseña o leerse los términos de uso y condiciones de las “apps”, entre otras cosas. Unas sencillas medidas válidas para el día a día en el ámbito personal, pero… ¿y nuestra empresa? ¿Puede ser objetivo de un ciberataque?

La respuesta es sí. Y es que el uso de las tecnologías y de Internet en los negocios es una realidad que no para de crecer. Se trata de grandes adelantos que nos facilitan mucho la vida, pero también nos expone a nuevos riesgos que nos acechan sin apenas darnos cuenta. Por ejemplo, el secuestro de equipos informáticos o el robo de bases de datos personales y bancarios mediante campañas de email fraudulentas son algunos de los vectores de ataque en alza.

Así que, los ciberataques no son ciencia ficción. No ocurren solamente en las películas, ni sus objetivos son grandes empresas con súper secretos. No importa el tamaño de la compañía ni el sector, cualquier negocio que maneje datos está expuesto al ciberriesgo. Y España es uno de los países del entorno europeo con mayor exposición, y el tercero del mundo en sufrir ciberataques, tras EEUU y UK.

Y los datos lo demuestran, pues la “Encuesta sobre el uso de las TIC y comercio electrónico en las empresas” del INE indica que el 70% de estos ataques se producen a pymes (compañías de menos de 100 empleados) y autónomos, independientemente de su facturación. ¿Por qué? Pues por:

  • El empleo de telefonía móvil, ordenadores portátiles, y de TIC (Tecnología de la Información y de la Comunicación).
  • El aumento del almacenaje de datos en la nube con terceros (Dropbox, iCloud,…)
  • La gran información compartida con clientes y proveedores.
  • El crecimiento del comercio electrónico.
  • Los medios de pago informáticos.
  • El desconocimiento de las amenazas.
  • La falta de protección: El 60% de las pymes no disponen de infraestructuras digitales correctamente garantizadas.

La clave: Ciber protección

Por esto mismo la concienciación y la inversión en prevención y seguridad es fundamental. Al igual que una persona acude al médico para hacer revisiones y reconocimientos de salud, cuando se encuentra mal, o si detecta la posible presencia de un virus, con su empresa debería hacer lo mismo. Las compañías también necesitan revisar cuál es su salud frente a riesgos como el “ciber”, y tener las mejoras coberturas y especialistas en protección, recuperación y asesoramiento.

Por ello existen seguros de ciber protección, que ofrecen todo lo necesario para evitar la paralización de la actividad de la empresa. Pero, ¿qué debe ofrecer un buen seguro de ciber protección?

  • Asesoramiento y prevención: asistencia técnica 24 horas, análisis de vulnerabilidad, recomendaciones de seguridad,…
  • Cobertura: de daños propios y responsabilidad civil frente a terceros,.
  • Servicio técnico experto.
  • Ayuda en la gestión de crisis en caso de que se llegue a producir: gastos en la notificación a afectados y de recuperación de imagen, recuperación de reputación online, protección de identidad,…

En Dualse S.L., trabajamos con las compañías líderes del sector que pueden ofrecerte la mejor “ciber” solución para ti y tu empresa. Contacta con nosotros, preséntanos tu caso y resolveremos tus dudas.